jueves, abril 27, 2006

Vecinos...


Todos tenemos al menos uno y más de algún defecto le encontramos: Si no son exhibicionistas son voyeuristas; Si no son ladrones son entrometidos; Si no son altaneros están en la bancarrota; Jóvenes fiesteros o frágiles octogenarios; Los hay Humildes y por supuesto...Soberbios.

Tienen esa capacidad de ser odiables y adorables según el más mínimo movimiento. Dueños de una mística especial que data de tiempos inmemoriales y que ha sido reflejada en cuanto chiste o serie televisiva existe. Como olvidar al perfectirijillo Flanders de 'Los Simpsons', a los entrometidos Ochmonek de 'ALF', los burlescos Darcys de 'Married with Childrens', Los desconfiados Kravitz de 'La Hechizada' (Bewitched), los envidiados Tinckelbergs de ‘Los padrinos mágicos’, los pacatos ingleses de ‘Mad about you’, la vecindad completa del 'Chavo del 8' o los dispares vecinos de la serie española 'Aquí no hay quien viva'. La lista es interminable y podríamos seguir por siempre.

Lo mismo da si vives en un exclusivo condominio tipo ABC1 o en una popular población, la plantilla vecinal se repite así como los 'cacareos' al momento de convocar a alguna junta, en donde si de algo estaremos de acuerdo es en no llegar a acuerdo alguno, solo lograremos ser blanco de secretos comentarios una vez finalizada la reunión, una suerte de fuego cruzado, donde las armas son los labios y las balas... los comentarios.

Hay quienes jamás conocen a los suyos más que por sus actos o defectos, con seudónimos como: 'El loco', 'La perdida', 'El Psicópata', 'El solterón', 'La gorda', 'la vieja', todos acompañados con las palabras 'de al lado', se forma la frase que diferenciará a uno de otro vecino. Así, podemos pasar años sin saber quién es realmente el personaje que respira y siente a nuestros costados.

Si tus vecinos son jóvenes, no dudan en poner los parlantes en el patio o terraza con un 'perreo' a full los días viernes, mientras las risotadas de sus invitados resuenan en nuestros oídos cansados. Luego de un tiempo, no tendremos consideración con ellos al doblegar la potencia de nuestra música, aduciendo la ley del Talión como venganza ejemplificadora. Quienes viven en casas pareadas o en edificios, estarán condenados a escuchar desde conversaciones hasta discusiones e incluso las fogosas noches de kamasutra.

Si son viejos, hasta una simple tos será motivo de visitas con hierbas medicinales. Tu jardín estará siempre regado, pero estarás condenado a mantener un silencio mortuorio en tu propia casa a fin de no despertar su furia lastimera, mientras serás tú quien no pueda dormir con el ladrido de sus 5 perros y el incesante griterío del loro. Eso sí, si algo te falta, allí estarán ellos para proporcionártelo con una sonrisa que te recordará a tu dulce abuelita.

Siempre existirá algo envidiable en ellos, no importa cuán miserable o despreciable sea su vida: Su perro, su auto, sus muebles, su casa, el césped, el trabajo, su cónyuge, su vida… Ellos son parte anexa del contrato firmado para arrendar o comprar tu casa. Una especie de matrimonio indisoluble, cuyos votos son tan difusos como espeluznantes: Llueva o truene, de día o de noche, en salud o en enfermedad ellos estarán ahí por y para ti, protegiéndote y observándote desde la ventana, hasta que la muerte los separe.

38 Comments:

Blogger Irarrazabal said...

Ojo! antes de comentar no olvides que TU eres vecino de alguien también...

Saludos y que empiecen los comentarios...

2:55 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

PRIMERAAAAAA!!!!
Oye Ira... ¿Como lo haces? Me haz hecho recordar a todos los vecinos que he tenido en la vida y que conste que sin exagerar los he conocido a todos... A la loc@, a la perdida, los cinco perros que ladran, los vecinos chismosos y los que pelean por nada... las sesiones de Kamsutra... huy... si mis oidos hablaran.... jajajaj
La verdad es que los vecinos son parte de nuestras vidas, que fome sería la vida sin tenerlos al lado... si, son un mal necesario que le da vida a los barrios y nos hace la existencia mas llevadera. Hay buenos y malos, a todos los terminamos recordando... a todos los terminamos pelando con alguna anécdota sabrosa... En fin Ira... Un siete... jajajajaj. Me rei mucho con tus palabras chico bloguero.
Eso es todo por hoy... nos estamos leyendo...
Saludos
Alma, la ahora experta en el arte del chat box :D

3:02 a. m.  
Blogger Pagana said...

jajajajjajajajajajjaja dicen que no es bueno reir mucho los viernes, pero es imposible jajajajajja
Bueno, a ver, parece que tenes mala suerte con los vecinos, a lo mejor es porque vivis en una ciudad y eso todo lo pegotea y lo complica. Yo no tengo de que quejarme, salvo claro, por mi abuela que vive en la casa de al lado y que sería molesta aunque viviera en otro país. de todas formas nos separan muuuuchos metros :D

Aqui en el pinar las casa estan rodeadas de terrenos por los 4 costados, siempre hay un cerco, muro o tejido en el medio, separando las casa asi que verte con un vecino más que una molestia sería todo una casualidad!! Es más, cuando logras ver un vecino hasta le sonrreís y le preguntas como anda, tanto tiempo!!!
jajajajajajajajaaja
En mi cuadra, de un lado y del otro de la calle, contando las casa de las 4 esquinas que estan mirando las 4 hacia las otras calles somos 11 familias... Saca tus propias conclusiones :D encontrarnos es casi un reencuentro!


Bueno Ira querido, te voy dejando antes de que esto se ponga largo como la biblia y empieces a arrepentirte de haber despreciado mis escuetos comentarios en alguna pasada época :P

Te quiero mucho y creeme, yo ando por aquí, aunque no me deje ver seguido :) Besote!

8:00 a. m.  
Blogger Anita said...

Que buena!! Me encantó.
Si de vecinos hay que hablar, tengo más historias que Papelucho, pero sin duda la más hermosa fue cuando salvaron a mi mamá de un ataque al corazón cuando estaba sola. Saltaron la pandereta, abrieron la puerta trasera y bueno, mi mamá aun está viva, gracias a Dios y a mis vecinos, que son lolos y ponen la música a todo tarro, pero bueno....
Lo otro.
Es terrible escuchar como hacen el amor tus vecinos, creo que eso es lo que más me pone nerviosa.
Cómo no, si yo estoy sola mirando pa'l techo.
Perdona el relajo de mi comentario.
Un abrazo y como siempre...volveré.

11:09 a. m.  
Anonymous Nenya said...

Es cierto soy vecina, "la rara o la bruja" la que habla con su gato negro, y justamente asi es como quiero que me vean, es que me hace gracia.


Para mi es importante saber cuando son las juntas vecinales, sobre todo para no aparecer por alli ni por equivocacion. Prefiero leer el resumen a que me vean bostezar.

Hablar de mis vecinos, sobre todo de uno de ellos da para escribir, no un post, un libro.

Un saludo.

1:19 p. m.  
Anonymous Sole said...

Con el largo correr de los años y de los muchos lugares en que he vivido, he podido conocer ha muchos vecinos, de los cuales, podria mencionar a : drogadictos, viejos ermitaños y enojones, bailarina de "ballet exotico", abogado, profesor, zapatero, viejas caguineras, señoras que nos hechaban con el pretexto de regar cuando eramos chicos y no querian que jugaramos cerca de su casa y hasta un curaguilla que le gustaba cantar canciones de sol y lluvia....que horror....jajajajaja
Muchas veces no pude dormir hasta altas horas de la noche y tambien pude disfrutar de buenas conversaciones.....
Tengo la esperanza de que en mi nuevo barrio, las cosas cambien...y se pueda respirar un poco de calma, ya que, como puedes ver, no he tenido mucha suerte de encontrar algo de paz....
Sin embargo no puedo negar que los vecinos pueden ser la seguridad en los momentos en que tu casa esta sola y cuando tu propia persona esté en peligro....
Por eso...vivan los vecinos!!!!...nos vemos en la noche
Besos

4:03 p. m.  
Blogger Amarantasol said...

Sin ningun remordimiento: Odio a mis vecinos, jamás les prestaria una taza de azúcar, y cuando puedo les bloqueo la entrada del auto, me enferman con su musica alta y "mas encima mala", nadie en pleno 2006 escucha Coco jambo.
No los saludo y cuando nos cruzamos en la calle prefiero cruzar al frente. Apenas tenga el dinero instalo un pandereta de tres metros. No los soporto, son copuchentos, envidiosos y copiones; y aunque no quiero ser clasista son unos malditos rascas...nada mas que decir

4:05 p. m.  
Blogger Gata con SuerT said...

vivo hace 25 años en el mismo lugar, la muerte se ha llevado a muchos de mis vecinos, la vida tambien, pero los que son directamente vecinos, osea, los de al lado, esos siguen siendo los mismos, yo tengo una relacion amor-odia con ellos, pero no quiero que se vayan de aqui, hace algun tiempo estuvieron a punto de irse (el banco y eso...) pro menos mal se quedaron, ya estoy acostumbrada a sus mañas y ellos a las mias, y lo mejor, es que con tanto tiempo acá, cuando algun vecino sale por el fin de semana o vacaciones, todos los demas "sapeamos" la casa, por cualquier cosa, les recogemos las cartas, sacamos hojas secas, o mugre de las entradas, para que no se note la ausencia de moradores.
y como en todas aprtes, mis vecinos tienen sobrenombres, "la garganta de lata" "el chaleco de plomo" "el piñon" jajajajajajajjaja.. me acabo de dar cuenta que tb tengo unos vecinos que les decimos los psicopatas... jajajjajaj.. ke buena.. jajaja.
Mi abuela si tiene vecinos pintorescos, uno de ellos era el "15 kilos" que murio un dia que se levanto y tomo agua.. fatal para un alcoholico..
ya, mucho por hoy.
Besos (aunke no me kieres)

12:29 a. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Alma,
Por lo visto, hemos vivido cosas similares. Me alegra mucho que ya seas experta en el Cbox...

Pagana,
Debe ser extraño tener vecinos a tanta distancia. Aquí se ve eso en el sur, donde hasta el baño esta lejos.

Anita,
No todo podía ser tan malo, que bueno que ellos estaban allí para ayudar a tu madre.
Lo peor es cuando te toca el kamasutra parlante...

Nenya,
Yo tyampoco voy a las reunines y justamente se de ellas cuando se ve a los vecinos en las calles 'conversando'.

Sole,
En tu nuevo barrio se ve gente joven como tú, no creo que tengas problemas. Eso sí, cada casa con su perro y el concierto en las noches debe ser espectacular!.

Amarantasol,
Jajaja, Tanto así?
Coco Jambo?, en pleno 2006?. Ha de ser un treintón no asumido, te lo aseguro...

Gatita,
Eso de los sobrenombres es muy cierto, caricaturizamos a nuestros vecinos en base a lo poco que conocemos de ellos.
Nunca pongas en duda mi cariño...

11:02 a. m.  
Blogger Câline said...

Vecinos... en mi caso, preferiría no tenerlos, o no tener tantos.
Yo soy, como Nenya, soy la bruja que habla con su gato negro y que tiene el perro más grande de toda la urbanización. Me gusta la idea de tener vecinos, pero la verdad es que con pocos me puedo relacionar. La "red de chismes" es demasiado extensa como para permitirme caer en esas lenguas viperinas.
Pero voy a hablarte de mis "buenos vecinos". Hubo uno que era alemán, de los tiempos de la guerra y siempre hablaba de espías y de persecución. Mi vecina del frente tiene ochenta y pico y es como un botón de rosa, yo la adoro y lo que más me gusta es que cada quien está en su casa y nos hablamos de vez en cuando, sin invasiones a la privacidad... y por aquí me quedo.
Buen post!!

11:08 a. m.  
Blogger CEL said...

VECINOS, hoy vamos a comentar sobre nosotros mismos, casi todos somos vecinos de alguien.
Bordaste la descripción en cuanto al vecindario que suele haber en cada bloque de pisos.
Yo he vivido en muchas casas, y he tenido bastantes vecinos, de algunos guardo un grato recuerdo y su amistad perdura hasta hoy, otros los ignoro pagandoles con la misma moneda.
No es que tenga unos vecinos ideales pero son personas educadas y cada uno en su casa.
En cuanto a los chicos son los que más fastidian pues ponen la música muy alta, pero como es cosa de la edad, tomamos paciencia y ya crecerán.
Hay los vecinos temporales, los de veraneo, que suelen ser más abiertos, como es epóca vacional se esta más relajado, y como frecuentas los mismos lugares siempre se habla más.
Dentro de este vencidario se encuentra en tipico estirado, que va de ¡¡GUAY!!, con sus conversaciones banales, que si el Golf, la Vela, el Padel, todo deportes de elite, no me resultan nada agradable este tipo vecinal.
Tributo que tenemos que pagar por vivir por vivir en vertical.

Un saludo a todos mis vecinos.

Un saludo.

2:14 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Me fue inevitable recordar un artículo de Maruja Torres, una de las Santas de mi partícular Santoral, que escribió un lejano 1 de abril de 1990.
Le prometo colocarlo en mi rincón en pocos días.

Todo lo mejor para Usted.

6:35 p. m.  
Blogger Pablillous said...

Tu historia me perece lejana ciencia ficcion..

el año pasado murio una vecina del piso de abajo...nunca la habia visto y eso que llevaba años en el edificio..en muchas partes de Usa nunca te enteras de quienes son tus vecinos...nunca se me ocurriria pedirle una taza de azucar a nadie..y cuando me voya de viaje le tengo que pagar a alguien para que me alimente las gatas/...


abrazos

7:18 p. m.  
Blogger Rocío said...

Mis vecinos son un siete, nos conocemos uuuhhhh....hace muchos años, no somos amigos, pero si somos muy buenos vecinos, esos que van a prender la luz de la casa cuando esta se encuentra sola, no se quejan cuando hay una fiesta con la musica a todo lo que da, te permiten guardar el auto en su casa cuando el estacionamiento de la mia esta compelto, comparten la alegría en los moentos de goso y te acompañan en los de tristeza. A cambio hay que aguantar el reordenamiento de muebles y cuadros a las 03:00 AM, al novio de mi vecina pasandose por el muro para que no lo pillen que estaban haciendo "cochinaditas", el canturreo hasta altas horas de la noche. Entre suma y resta, el resultado es mas que positivo.


Cariños y Adiosillo.....Ro

7:24 p. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Que lujazo de blog, me gustaron tanto tus reflexiones como las poesías, eres todo un descubrimiento.
Un saludo.

12:43 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Caline,
Los buenos vecinos son mínimos, pero hay que atesorarlos.
Ya te imagino hablandole a la manada...

Cel,
Imagino la vida en edificios como un panal de abejas, pero con abejas de diferentes razas. Hay abejas agradables y otras demaciado ponzoñosas.

Silmariat,
Esperaré atento por tu publicación.

Pablillous,
Toda una vida norteamericana, con sus ventajas (no saber de los vecinos) y desventajas (pagar por servicios que pueden realizar los vecinos).

Ro,
Me alegro que tengas buena relación con tus vecinos. Creo que tú misma, al ser buena gente, haces que tus vecinos te quieran mucho.

ToroSalvaje,
Bienvenido.

Saludos a todos y gracias por venir.

2:08 p. m.  
Blogger Doso said...

mmm de vecinos ahora no se mucho, osea casi nada, llevamos casi un año en el depto. y ni se quienes son mis vecinos, salvo que hay gente bien potable jajaja, no se de ruidos, ni musica fuerte ni de otras cosas, eso es lo mejor...
Cuando vivia con mi madre, eso si era insoportable, nosotros en casa esquina, aguantando a esos endemonidos encuincles, jugando a la pelota, gritando, aullando la mayoria de las veces, otras arrojando la pelota a la casa, al techo, a la plantas, lo bueno era que el Lukas, de un solo mordisco les reventaba la famosa pelotita, qu ealegria mas grande, lo otro la musica (no muy catolica) a todo xanxo, que no dejaba pegar pestalla, otro caso!!
La basura semanal dejada casi en la puerta de nuestra cassa, ya que al ser casa esquina, ameritaba dejarla ahi, con la consecuencia que eso atraia... horror!!!!!!! hata que nso quejamso en la muni y sendos partes a las casas que no tuvieran la famosa bolsita semanal, significaba que la dejaban en otro lado jajaja desde esa vez, nos adoraron aun mas jajajaja,
Y eso....

Abrazos Don Ira
Doso

3:44 p. m.  
Blogger José Luis Contreras Muñoz said...

Me recordé de un vecino ,que salía regar justo cuando mi hijo jugaba en la plaza ,para que no le pisaran el pasto colindante con su casa,fuí lo increpé casí se va con un derechazo en pleno rostro,al parecer mi furia era que Chile Había perdido con Brasil en alguina eliminatoria,razón principal de mi pésima actitud,hoy nos vemos ,pero no cruzamos saludos....la vida misma

8:48 p. m.  
Blogger LaRomané said...

Yo tengo buenos y malos vecinos. Quizàs no malos pero no son de mi agrado. He ganado 2 grandes amigas conociendo a mis vecinas.

Como no vivo en el pasaje no me llegan los coemntarios infortunados de varios que andan todo el dìa pendientes de la vida del pròjimo. No me interesa la vida del resto y espero que los demàs no estèn pendientes de mi vida.

Cariños
x0x0x0x
LaRomanè

PD_ pucha que pelamos anoche junto a Doso Y Claymore...no se salvò NADIE!!! ajajja

10:48 p. m.  
Blogger kany said...

insisto en que no me parece egoista golpear despacito una puerta cerrada...es más, me parece una motivación abrir para ver quien golpea

1:48 a. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Ahh los vecinos! los valoramos y conocemos en las crisis.

Lo ideal es aplicar la sabiduría y lograr ser políticamente correctos.

Me da gusto que tú seas mi vecino.

Abrazos primaverales.

3:06 p. m.  
Blogger José Antonio Galloso said...

Has activado los mecanismos de la nostalgia. Hace más de cuatro años que vivo en San Francisco y aquí los vecinos ya casi se han extinguido. Eso es algo que extraño de Lima. Imagínate que llevo dos años en este departamento y la semana pasada, por primera vez, mi vecina y yo nos dijimos Hola.
LAMENTABLE
Saludos

8:42 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Doso,
Quien vive en casa esquina gana en espacio pero pierde en otros sentidos.

Jose Luis,
Eso es lo más gracioso, no nos hablamos con nuestros vecinos y llevamos relaciones políticamente correctas, hasta que algo sucede que nos deja de mal humor... Nos desquitamos con ellos.

Romané,
Me han contado como la pasaron, pero no me han contado de lo que hablaron....¿?

Clarice,
Políticamente correctos!, esa es la palabra. Yo encantado de ser tu vecino. Aquí es otoño...

Jose Antonio,
Me he enterado de ese tipo de convivencia fría, es el otro extremo, tampoco es muy saludable.

Saludos a todos y gracias por venir.

11:33 a. m.  
Blogger Rodrigo said...

Saludos cariñosos amigohermano...buen relato este que haces...supongo que de niño mis vecinos y vecinas estaban más presente en mi vida...ahora que ya voy un poco más grande, las relaciones tienen algo más de distancia...son otros tiempos, otros modos, en donde la práctica común es retrotraerse a la privado...

te dejo mi cariño y un abrazote

2:57 p. m.  
Blogger COLECTIVERO_SATANICO said...

ReKuerdo a una vecina evangéliKa , cada vez Ke enfermaba aparecía su iglesia COMPLETA para pasar Kasi toda la noche KOn ella, Kantaban ,rezaban, bailaban, zandungueban incluso llegaron a golpear las paredes en una oKación.
Putas Ke oraba pa'ke estubiera sanita.

Un abrazu.

8:20 p. m.  
Blogger El Piscuis said...

Amigo, gracias por tu visita y vengo con gusto a comentar por aquí...

Desde que mis vecinos se separaron (las 2 parejas, una a cada lado de mi casa) Y la ex esposa del de la derecha se fué con el ex esposo de la de la izquierda, prefiero "sabiamente" según la definición de tu post anterior, no tener con mis vecinos mas que una relación de "hola y chau" ...

Loca fauna, los vecinos... (lo mismo dirán de mí)

4:16 a. m.  
Blogger rafico said...

Tan cerca y tan lejos, compartimos espacios vitales incluso nos yuxtaponemos unos a otros, pero que tan poco nos conocemos. Si, conocemos rostros, movimientos en la calle, pero dentro de cada habitáculo, suceden tantas cosas ignotas (bueno, a menos que como tu dices sea vouyerísta e instigue en la intimidad de otros), pero creo que es común (y lo digo por mí) una apatía “natural” hacia el otro, de hecho no elegimos quien será nuestro vecino, es como, jugar una lotería y esperar que sean lo menos fastidiciosos, detrás de sus cortinas nuestras vidas será su divertimento, se juagarán su boca con nuestras penurias o alegrías.

El tema me es cercano, de alguna forma mi relación con mis vecinos ha sido por etapas, primero fui el niño “rafico”, el gordito, el cariñoso, después el joven “rafico” al que todo mundo consultaba (por tareas del colegio), y ahora ya mayorcito, el que desea y lo desean (tu me entiendes); ahora escucho más y he aprendido a reconocer la subjetiva del otro. Te contaré un par de sucesos con mis vicenos, penosos por cierto. Qué tú que harías:

• Si a media noche golpea a tu puerta tu vecina escapando del troglodita de su marido, y mientras él intenta golpearla, tu a duras penas la refugias detrás de tu cuerpo (imagínate además todos en ropa interior, sexy la escena no?)
• O, si escuchas agonizar a un vecino que vive solo?

R/= En el primer caso, un buen café, un ron y tomarlo con humor, porqué con humor?, nunca hay que tomar postura a favor o en contra de alguno.
En el segundo caso, involucré a otro vecino y entre muchos ayudamos al convaleciente.

Ello me ocurrió, con otros ciertos matices, de seguro los comentaré en un post, tú me has dado pie para ello.

Chao, un abrazo y genial el tema.

10:23 a. m.  
Blogger Catastrofismos... y no tanto said...

Ira, creo que he tenido suerte con mis vecinos. La Vecina es totalmente de mi misma onda, entonces no tenemos problema con aquello de las horas de entrada y de salida y si hacemos fiestas ruidosas... pues nos invitamos; compartimos el súper y hasta alguna comida. Sí, hay un par de vecinos indeseables, pero nuestra misma forma de vida los mantiene distantes. Seguro somos indeseables también para ellos, pero creo que no hay nada que no se solucione con una sonrisa y un buenos días Vecino! Buen tema. Salud(os)!!

1:39 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Hola Ira
Uff he tenido muchos vecinos, algunos conocidos y otros sólo paredes. Algunos odiados y algunos queridos. Pero rescato a algunos:
Una, me salvó la vida, pues me estaba intoxicando con monóxido y me desmayé, definitivamente esa no era mi hora, ya que justo me había ido a visitar mi mamá y ella , quien también estaba desmayada a duras penas logró abrir la puerta y qué casualidad! justo venía saliendo mi vecina del depto. del frente y mi mamá se desmayó. Mi vecina se preocupó y pensó mal de inmediato así que me salió a buscar y me sacó del depto.Nos salvó a ambas.
Otra fue una vieja chismosa, tanto así que si salías a regar las plantas, ella salía inmediatamente a sacarte información. Se la pasaba pegada a la ventana.
Y mi vecino actual es super fiestero, lo sabemos ya que los fines de semana aparece el depósito de basura lleno de botellas. Lo malo es que no invita, jajaja. Sí nos tiene intrigados cómo lo hace para no hacer ruido pues se siente que entra gente pero nada más. Nos estamos planteando seriamente que se trate de una fiesta de sordomudos, jejeje

Saludos

3:42 p. m.  
Blogger Mary Rogers said...

comento y luego leo los otros comentarios para no dejar que me influencien...
G-E-N-I-A-L !!!! Me reí a gritos, sobre todo porque hace rato que me da vueltas el tema. Viví 4 años en un barrio cercano a este, también en la Reina, con vecinos espectaculares. Ahora vivo en un pasaje donde hay de todo: la tipa histérica, el matrimonio encantador, la vieja que se peleó con el del lado, la familia de los locos, la familia perfecta, los viejos maniáticos del lado (je), la hippienta de los medios (yo), la flaca regia separada (mi vecina del otro lado) y... así... imposible no identificarse, imposible no pensar en las historias como cuando, hace un par de días la histérica se estacionó a golpes entre el auto del hijo de la vieja peleadora (que conmigo es un encanto) y el de los maniáticos... en fin, miles de historias. ME GUSTÓ MUCHO, RE ENTRETE
Un abrazote

PD: ¿te comunicaste con la Romané?

6:01 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

AmigoHermano,
Retrotraerse en lo privado, pero con el ojo en la persiana...

Colectivero,
Te imagino contagiado por los canticos, jajaja.

Piscuis,
Sabia decisión... sobre todo estando en el límite de la 'batalla'. Bienvenido.

Rafico,
nuestra relación cambia según cambia nuestra edad.
A media noche?, con ropa sexy?, ufff... si, en esos casos es mejor solo sonreir y ser neutro(incluso puede llegar a salvarnos la vida). Buena historia, gracias.

Catastrófica,
Que bueno es conocer el lado B de esto. Así que eres parte del clan de 'vecinas pesadiila'?.

Criatura Nocturna
Fuerte lo del suceso del desmayo, esto sirve para reivindicar el concepto de los vecinos. Claro que con lo de la señora te fuiste al otro extremo. Que ganas de saber como hace las fiestas tu vecino...

MaryRogers,
Hippienta???, jajaja, ya te imagino...
Si, esto de los vecinos es un zoológico.
Porqué tenía que hablar con Romané?, paso algo?...

7:43 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Gracias a todos por seguir...

7:44 p. m.  
Blogger Merlina said...

Hola Amigo:
Definitivamente tengo vecinos, en mi pueblo son mas tranquilos es como si todos se preocuparan por tí, esos vecinos son lindos, a diferencia de los que tengo acá en Toluca donde vivo entre Semana, esos si que son de todos colores, a la mayoría ni los conozco pero si que se hacen presentes por su música, gritos, peleas, rechinar de cama etc.
Es bueno tener vecinos de eso no cabe duda.
estamos en contacto
OOXX

8:07 p. m.  
Blogger MaGaStYLe said...

:::vivo en frente de una botilleria el tipo del local se asoma cada vez que llega alguien a verme, sabe mi nombre y jam´ñas me he presentado, me mira el poto apenas me doy vuelta, lo he comprobado por el reflejo de las maquinas de bebidas, es un hombre muy desagradable.
mi vecina de al lado en cambio es un amor , aunque habla muchooo, incluso tenemos una perrita a medias (long history)y a su hijo adolescente lo he tenido al borde del infarto por lo menos 4 veces, cuando me ha visto en puras pantaletas ir a arreglar el galon de gas que siempre me daba problemas jajaja
pobrecito !!!
después me ve en la calle y le da como plancha , una vez sali en toalla con el pelo lleno de shampoo copadisima a mover el regulador, se me cayó la toalla, quedo como en schock , la muralla es baja

un abrazo tatita, jajaja

Lau

9:42 p. m.  
Anonymous ROBERTO said...

jajaja.... como siempre super acertivo en tus comentarios, lamentablemente nuestra vida es estar rodeados de personas extrañas y conocidas, como pueden ser los vecinos... que facilmente pueden pasar del amor al odio, hasta el momento, mi experiencia de vecino es respetar al de al lado.... tampoco meto mucha bulla, porque de eso se encarga mi perro, que a veces es capaz de ladrar 2 ó 3 horas seguidas, hasta que no aguanto más y le tiro lo que pillo por la cabeza.... pero bueno que le vamos hacer vivimos en un sistema donde debemos aprender a compartir y vivir dentro de los parametros que permitan no pasar el metro cuadrado de mi vecino...
Aunque entre nos... mis vecino ( los gorditos), tienen una hija tambien gordita, que cocina espectacular...jejeje...
Bueno amigo, espero tus noticias y estamos en contacto...
cariños

12:30 p. m.  
Blogger Elisa_Day said...

hola!

tengo una amplia fauna de vecinos, el barrio es tranquilo, medio fomeque diría yo, pero tengo la suerte de tener un vecino pianista que todas las noches toca una polonesa o algo de bach, y me duermo tranquilita

saludos

10:56 a. m.  
Anonymous Natushka said...

Ahh, los vecinos, gran tema Ira. Yo vivo hace 4 años en un condominio de edificios, y la verdad es que ubicaba a re pocos hasta que fuí mamá y empecé a pasear a mi bebé por el jardín...TODOS ME HABLAN AHORA, es que a mi bebé nadie se le resiste, incluso algunos han sido un descubrimiento, es increíble lo que genera la mirada inocente y la vibra exquiaita de un bebecito, como que se le ha alegrado la vida a esta gente, oye,en serio, peor igual no me libro de la vecina brasilera que por lo menos escucha música brasilera, y ahora que hace más frío su marido no saca a lucir la ponchera a la terraza preparandose sus auto-asados. Tampoco me libro de los cabros que TODOS LOS FINES DE SEMANA hacen carrete e invitan a la tracalá de pendex a bailar REGGAETON!!!!...HORROR!!, gritando como que fuera fiesta en el campo, cero consciencia de la hora , de que hay guaguas, gente mayor, etc., peor nada que un llamado a los pacos no solucione, jiji(es que ya era mucho!)Por otro lado están los viejitos que se juntan a la tertulia en los escaños del jardín, que no tienen ningún apuro y que a mí por lo menos me encanta escuchar, ya que sus recuerdos son parte de una historia que sólo vive a través de ellos, y escucharlos es como entrar al pasado. También están los vecinitos, futuros amigos de mi bebé, uno apestositos, verdaderos natrecillos, otros un amor, más las mascotas dejando una que otra caquita por ahí regada en el jardín. Nadie se libra, jajja. Besos.

9:21 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Merlina,
Se me olvidaba que vivías en dos lugares... Doble ración de vecinos.

Magastyle,
pobre vecino tuyo, debe estar a punto de un ataque cardiaco a tan corta edad.

Roberto,
Se de tus historias con los vecinos, tú serías algo asi como el vecino visagra, jajaja.

Ex-torpecita,
Esa sí que es suerte!!!, disfrútalo.

Natushka,
Exacto, nadie se libra...

Esto se cierra vecinos, gracias a todos por estar.

8:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home