domingo, marzo 05, 2006

Ego


Para algunos es una voz interior.
Para otros, el controlador que indica si estaremos bien durante el día, semanas, meses, años...
Para Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.
En Antropología se usa la palabra ego para designar el yo desde cuyo punto de vista se consideran las relaciones de parentesco o filiación.
Algunos piensan que el suyo esta perfectamente manejado y otros jamás mostrarán su verdadero rostro, pues su Yo los eclipsa.

En el zoológico humano en el que estamos sumidos, el ego se ha transformado en parte importante de nuestras vidas, en cierta forma nos consume. Esto lo podemos ver a diario en la lucha de poderes de nuestro entorno laboral; En el ámbito amoroso una caricia o un piropo de nuestra pareja nos aumenta el ego y el dejar de recibirla hace mella en él; En donaciones, que jamás son secretas; Incluso en actos más discretos como el ser mejores familiares o amigos.
Por otra parte, el ego se convierte en un bien intangible de incalculable valor social, quien no lo posee en un nivel "aceptable" pasa a ser ignorado por su postura insegura frente a la vida, relegado lapidariamente al sector de los cohibidos.
El ego debe ser visualizado como un globo y el reconocimiento como el aire dentro de él, nuestro "globo" cumple su función siempre y cuando este inflado, pero el exceso de aire (o la falta de él) hace que perdamos estabilidad social, emocional y psicológica.

Ser reconocidos no nos hace mejores personas, buscar reconocimiento solo se vuelve alimento para nuestro monstruo interior, comida chatarra para un Yo que se aleja cada vez más de lo que debiese ser, el reflejo de nosotros mismos.

22 Comments:

Blogger Cursivas said...

Gran temazo el del Ego. Problemática generacional, creo yo...

11:47 p. m.  
Blogger Pagana said...

Yo, no se mucho de egos, vos lo sabes.
Pero debe ser algo así como la importancia personal de la que hablaba don Juan Matus en los libros de Carlos Castaneda.
Hay algo seguro, reafirmamos el yo con cada uno de nuestros logros, el reconocimiento solo lo infla. Como que lo primero hace que las paredes de ese globo sean más gruesas, lo segundo solo le da volumen. Un globo de goma finita, corre el riesgo de pincharse facilmente.
Un abrazo, buena semana.

8:11 a. m.  
Blogger Mary Rogers said...

Buenísima la imagen del globo.
El ego disfraza la esencia y nos confunde... mucho. Pero hablamos, pensamos y amamos desde el ego porque es parte nuestra, como el alma. Entonces el problema está en la importancia que le damos, nada más. Mantenerlo en su lugar? chuta que es difícil:)

Un abrazo

8:40 a. m.  
Blogger Rodrigo said...

¡Saludos! que bueno que estas de vuelta...por acá las cosas bien. espero que tud días igual...

Respecto del ego...a mi me pasa que, de pronto, me miro en el espejo y el tipo se sale de allí, me da tres cornetes precisos y me deja sangrando y tendido en el suelo...no he podido advinar en que momento se sale...espero que la próxima vez sea yo quién entre por el espejo y lo deje tendido en el suelo...

2:34 p. m.  
Blogger Rocío said...

mmmmmmmm.......todo un tema para mi, la RAE en la definicón coloquial lo describe como un exceso de autoestima......a veces es bueno creerse el cuento, la pérdida del autoestima es una de las cosas mas triste que te puede suceder, es multiplicarse cero y anularse completamente, obviamente esto va ligado a un tema de inseguridad, en donde si se nos reafirma constantemente lo bueno que somos nos sentimos bien, pero cuando se nos reafirma constantemente lo bueno para nada que somos las consecuencias pueden ser bastante desastrozas.......si no se logra el equilibrio, mejor tener un gran ego.

Cariños.............Rocío

9:23 p. m.  
Blogger Då®th Pëgå$ø Nåzgü£ † ™ said...

buuuuuuuuuuu viejito con esto de los blogs mi ego se ha ido a las nubes jajaja

pero es bueno tener un poco de ego pero siempre recordando que todo en exceso hace mal

nos leemos

11:01 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

El ego es difícil de manejar en todo sentido, sobre todo si visualizamos al ego y al reconocimiento como nuestro cuerpo y la comida respectivamente. Suele ser más fácil comer chatarra, es mas sabrosa, económica y de rápido acceso, pero claramente nociva en todo aspecto.

Rodrigo,
Al menos tu imagen no te da la espalda. Es bueno que nuestro Yo nos centre de vez en cuando.

Darth,
Entiendo perféctamente lo quete sucede con esto de los blogs, pero, es un alimento sano para nuestro ego?.

Rocío,
Concuerdo contigo en que es mejor tener un ego grande, pero con una aclaración, el reconocimiento debe venir de nosotros mismos, no del resto.

MaryRogers,
Buenisima comparación. No creo, eso si, que tengamos solo que saber manejarlo, siento que debemos saber de que lo alimentamos.

Cursivas,
Claramente es un problema generacional, asi como se ha exacerbado el sentido de la vista (lo visual marca el tono de todo últimamente), relegando a los otros 4 sentidos, el ego se ha convertido en el sexto y ha llegado a posicionarse el el segundo más importante.

Pagana,
La palabra precisa, la sonrisa perfecta...

Saludos a todos.

1:22 p. m.  
Blogger RaFah said...

Hola. Lamento que entraras en mal momento a mi blog. Igual te invito a que leas las cosas rescatables que dejé archivadas en la sección EN BODEGA. Capaz que encuentres algo útil.
Saludos

4:46 p. m.  
Blogger Pagana said...

Ojala...

6:59 p. m.  
Blogger Sandra said...

LLegar hasta tus dominios, timidamente leer los reflejos de tu alma y agradecer el juego hábil de tus palabras, sin duda me obliga a decirte que estas muy lejos de la comida chatarra, mas bien te imagino en una suntuosa y tibia cena rodeada de pétalos y velas

9:43 a. m.  
Blogger LaRomané said...

Estos dias ha sido un tema recurrente en mi por el articulo del LUN...pero me di cuenta que aunque eso levante un poco mi ego, no es lo que quiero...prefiero subirme el ego de otra forma en vez que miles me vean y se enteren de las cosas bajo otra perspectiva...

CAriños
0x0x0x
LaRomanè

PD: el sabado vuelvo a mi antigua direccion...

12:30 p. m.  
Blogger La Revolución de las Costillas said...

Soy lo que soy, no lo que tengo ni lo que la gente cree que soy o como sea que ellos me vean. Ese es mi yo.

11:20 p. m.  
Blogger Clementina said...

Y cómo duele cuando chocas con un ego hecho hombre que te mira y juzga desde ah´icon total incapacidad de ver que no fuiste tú, sino que fue eso que vive dentro del ego que los domina...

11:40 p. m.  
Blogger nyasha said...

me quedé impresionada con tu blog - escribes muy bien. terminé en tu blog por pura casualidad, pero volveré otro dia ;)

5:21 a. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Bienvenida Eastern butterfly,
Gracias por tus palabras, vuelva pronto.

Sandra, un placer, que bella imagen, no diré nada acerca de lo real, pues no me atrevo a romper el encanto.

Clementina, ese ego del que hablas es más que ego, es la suma de varios demonios internos:
Egocentrismo,
orgullo,
soberbia,
machismo,
...

Romané, ya lo hablamos, en LUN supieron extraer lo mejor de ti, pero el público al que fue dirigido no fue el mejor.

Revolucion!!!, asi se habla miercale!

Saludos a todos

4:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me gusta lo que escribes, aunque no necesariamente este de acuerdo. me gusta tu otro blog también, aunque no soy experto ni mucho menos en esas materias... sólo me gusta. espero sigas escribiendo así puedo seguir leyendo... :) un abrazo.

10:07 p. m.  
Blogger Tarí Alcarin said...

Buen tema el asunto del Ego que en síntesis, son los 7 pecados capitales: Soberbia - Pereza - Lujuria - Avaricia - Gula - Ira y la Envidia.
Un café cariñoso.
Tarí.

12:59 p. m.  
Blogger Amanda said...

gran tema, me quedo con una de las últimas frases "ser reconocidos no nos hace mejores personas", me hace sentido respecto de mis últimas semanas, gran reconocimiento, gran valoración, "esta chica se la puede", si hasta llegue a sentirme más guapa de lo que soy...
sin embargo, cuando cae la noche esos detalles que a ratos me alegran durante el día no se hacen sentir plena cuando llega la noche y siento el desamor
un gran saludo

1:11 p. m.  
Blogger aguirrebello said...

Un tópico re interesante, muy ligado, a mi juicio, a la autoestima.

El mío (mi EGO) sube y baja como la espumita. A veces me torna en un insorportable; otras, en un náufrago botado en la orilla del mar.

Pero todo eso, respecto de mi entorno, de las personas que me quieren y quiero. Es decir, sin búsquedas de reconocimientos de personas que me son ajenas.

Un abrazo,

AA

7:11 p. m.  
Blogger Ipnauj said...

Si tengo que abordar el tema del Ego, lo hago desde la perspectiva de las filosofías orientales. No sé gran cosa sobre el tema, pero hace varios años que practico Tai Chi. Es difícil asimilar lo que propone una cultura tan distante, pero siento que sintonizo con muchos de sus postulados. El ego es una ilusión. Es el responsable de nuestros apetitos y nuestros sufrimientos. Hay que trabajar, ponerlo en su lugar, conseguir que, por momentos, se esfume para poder conectarnos con lo eternamente verdadero. Es un camino largo y difícil que recorro a paso de tortuga coja. No sé mucho más y lo que digo son simples palabras.

Un gran abrazo.

7:34 p. m.  
Blogger Paulina said...

hola saludos de una navegante... me gusto tu blog esta interesante..volveré por estos lados.

un abrazo

7:43 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Gracias, solo faltaba leer sus pensamientos al respecto, quería saber cual era su postura.
Se cierra el tema EGO.
Leeré acerca del Taichi, lo prometo!
bienvenidos a quienes se acercan por primera vez.
Abrazos.

8:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home