martes, noviembre 15, 2005

Ignorancia

He recordado a una antigua compañera de trabajo, que se burlaba siempre de las personas con alguna tristeza. Siempre decia que no entendía a la gente con depresión y se manifestaba en contra de la cursilería que desbordaba de la pena ajena. Era admirable (al menos para mi) ver que en su postura había una objetividad a toda prueba. Explicaba causa y efecto de cada uno de los males que le aquejaban al resto. Siempre fue muy alegre y divertida, un ejemplo de fortaleza, experiencia y positivismo. Eso creia yo, hasta que contrajo una depresión de aquellas que solo quienes hemos sufrido sabemos explicar. Le llevó cerca de 5 meses recuperarse, aunque nunca lo hizo del todo. Encerrada en su cuarto, sin mas luz que la de la rendija de una puerta, lloró hasta que se le secó el alma. Nunca se supo el porqué de su pena, creo que ni ella logró saber la causa. Pero cuando despertó de ella, se le vió diferente, mas fortalecida y humilde ante la vida, hasta daba consejos y empatizaba con quienes estaban pasando por algún traspies emocional. Y llegamos a dos conclusiones:
La soberbia no es más, que una muestra de ignorancia.
La vida se respeta en la medida que se vive.

6 Comments:

Blogger Tarí Alcarin said...

Por alguna extraña razón, la historia de tu amiga se me hace demasiado familiar. Gracias por el mensaje en lo blog.
Saludos

8:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

no podi ir a escupir a la casa ajena sabias?
asi que quedate aqui en tu huea fome en vez de ir a huevear donde nadie te quiere para que un miserable hueon te comente algo en tu caga de blog.

4:05 p. m.  
Blogger Moira said...

Je, me encanta la gente que comenta de manera anónima... muestra un coraje envidiable :P

Muy bueno este post, también se me hace historia conocida. No conozco a tu compañera, pero nunca he considerado que la falta de empatía -por mucho que se base en una objetividad a toda prueba- sea algo admirable. Qué lástima que lo haya tenido que vivir en carne propia para lograr comprender, pero si aprendió algo de eso al menos no todo es tan malo.

Las depresiones son lo peor, no se las deseo a nadie.

5:29 p. m.  
Blogger ♥LadyPaula♥ said...

Me gustó tu post.
La gente tiende a ignorar los problemas de los demás... a ofender sin pensar en qeu las heridas que dejas en el alma de esa persona no se ven pero pueden causar desangramiento lento...
La poca empatia, la ignorancia... la gente no es capaz de comprender a los demas.
Y me uno al club... yo tube hace unos años una depresion fuertísima... y comprendí (por 1º vez) a mi mamá y sus estados depresivos... vi la vida distinta desde ese minuto.
Te seguire visitando
Paula

10:19 a. m.  
Blogger ♥LadyPaula♥ said...

Gracias por visitarme!!!
La intolerancia es un mal de los tiempos... somo incapaces de reaccionar con diplomacia. Si yo me enojara cada vez que alguien en esta denomindad "blogosfera" hace algo qeu no me parece... yo siempre digo que hay que ver mas alla, ser empatico, colocarse en el lugar del otro, porque es la unica forma de interpretar con mas o menos aciertos, sus palabras.
Yo vi tu comentario en el Blog de Lulu, pero queise concoerte, saber de tu blog, ver quien eras... y me gusto... punto. Me interesa lo que tu eres y no lo que de ti interpretan.
Un caso similar esta ocurriendo en el Blog de los Tobbys con su concurso Miss Blogger, a una participante le borraron el blog por opinar que las fotos de las participantes podrían ser trucadas... creo que hay cosas que no deben tomarse tan en serio... yo estoy en dicho concurso pero no por un afan competitivo sino porque nunca me atrevi a participar antes en nada por temor al ridiculo... ahora, a mis 30 años, el ridiculo es una sombra... es una pena ciertamente que no tenga la silueta de la adolescencia temerosa.
Seguire leyendote y visitandote.
Paula

5:15 p. m.  
Blogger Tarí Alcarin said...

Ja! creo que el "usuario anónimo" predica y no practica. Que feo y de mal gusto.

12:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home