lunes, enero 15, 2007

La Verdad De Las Mentiras


El mejor castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad. Aristóteles.


Mentir es un comportamiento instintivo y se encuentra dentro de los actos más reprochables del ser humano. Es condenable según las leyes sociales, éticas y religiosas y las consecuencias de una mentira descubierta pueden ser desastrosas.

A pesar del dicho popular que hace alusión a la imposibilidad que tienen los niños de mentir, comenzamos creando falsas verdades desde muy pequeños, aunque se trata de situaciones generalmente de poca importancia. Un ejemplo claro de ello es la existencia obligada e inconsciente de amigos imaginarios que ayudan a sentirnos acompañados en un mundo que se presenta lleno de estímulos nuevos o la creación espontánea de cuentos, los que se hacen cada vez más complejos conforme la respuesta del entorno es de aceptación. A medida que esas manifestaciones se van presentando, los padres irán guiando a sus hijos en cuanto a la diferencia entre decir la verdad y esconderla y el valor de estas.

Mientras crecemos, generamos mentiras conforme nos acercamos al mundo adulto y vamos creando lazos extra familiares. Clásicas de nuestra adolescencia son las que buscan hacernos sentir aceptados, calzar con el entorno juvenil y/o eludir responsabilidades.

Ya en nuestra adultez, las mentiras pasan a ser una herramienta indispensable en todo ámbito. Nos aseguramos la aceptación a un empleo al ’abultar’ nuestro currículum; Exacerbamos nuestras cualidades en las primeras citas con el propósito de conseguir la atención de quien queremos conquistar y, así mismo, minimizamos las heridas en nuestras parejas al distorsionar la razón de la ruptura; Hay quienes, incluso, llegan a mentir con respecto a su verdadera edad, peso o a sus nombres reales cuando no son de su completo agrado.

Se dice que se descubre a un mentiroso antes que a un ladrón, quizás se deba a que nuestro lenguaje corporal nos delata cada vez que escondemos alguna verdad. La frecuencia de parpadeos, la sudoración, la postura de las manos, el tartamudeo y hasta la dirección de la mirada cambian de manera sospechosa y hacen de cada afirmación una invitación a descubrir su real sentido.

Así mismo, cada mentira esconde a una persona cuya inteligencia es superior a la del resto, pues generar falsas realidades requiere de una destreza especial para crear una situación ficticia que logre convencer al entorno. Cada una de las palabras emitidas debe ir entrelazada con el objetivo de armar una historia convincente. Una frase mal hilvanada, contradictoria o fuera del contexto que se quiere exponer, puede llevarnos al mas rotundo rechazo social.

Mas allá de lo condenable, se trata de una manifestación propia del sentido de supervivencia que busca protegernos de alguna situación de presión o salir airosos después de haber cometido un error importante. Justifica nuestros actos creando una atmósfera de estabilidad haciendo que el caos desaparezca y que nuestro mundo se reordene.

No hay entidad ni persona que se salve, está enquistada en cuanto ámbito nos movemos. La política esta plagada de mentiras por omisión; La publicidad las utiliza a diestra y siniestra indicando que sus productos son los mejores; La televisión nos alimenta de realidades inexistentes; Más de alguna mentira piadosa se esconde bajo las sotanas de las iglesias; La prensa generalmente aumenta sus ingresos gracias al sensacionalismo apocalíptico; Cada una de las novelas editadas no son más que poéticas mentiras en forma de prosa.

Después de todo lo anterior no queda más que concluir que las mentiras denotan a gente inteligente que busca la felicidad. El desgaste emocional que surge después de mentir es compensado con la sensación de paz que se obtiene de un entorno equilibrado.

Esta es una clara invitación a mentir y si aún así usted se niega, tarde o temprano se verá en la necesidad de hacerlo y aún cuando sea del tipo piadosa o por omisión, logrará hacer de su mundo un lugar más placentero. Si no le es difícil fingir un orgasmo a la hora del kamasutra, el resto será pan comido. Tome en cuenta que, al momento de leer este escrito, habrá estado expuest@ a más de alguna de las mentiras aquí descritas.

31 Comments:

Blogger Anita said...

Quiero ser la Primera!!!!!!

Te prometo Ira que después de este comment leeré el post.
Es que estoy tan feliz, porque cumplí un año, bueno, yo tengo 34, pero mi blog cumplió 1 añito, qué tal!!

Te dejo un cariñoso saludo.

Anita.

(ahora leeré)

10:24 a. m.  
Blogger Anita said...

Mieeeeeeeeeentes tan bien...
(Sin Bandera)

Me encanta ese tema, pero odio las mentiras. Las evito, aunque el costo de decir la verdad sea alto.

Ira, esta vez no acepto tu invitación, pero sí espero que aceptes la mía.

La del cumple-blog!!!

Anita.

10:31 a. m.  
Blogger L.A. Rojas said...

Con mucho orgullo y no tantan humildad, declaro que llegué a hacer de la mentira un arte.
Y claro, terminó formando una imaginación que me permite ganarme la vida..curioso?? No, justicia divina.

Por otro lado, sé de amigs imaginarios. De amigotes imaginarios y de enemigos imaginarios.

Saludos

11:09 a. m.  
Blogger gustavo said...

Las mentiras sólo nos molestan cuando somos víctimas de ellas. Cuando es nuestro cerebro creativamente maléfico el que las genera nos parece que están perfectamente justificadas. EN ocasiones preferimos escuchar mil mentiras antes que una verdad, en ocasiones preferimos la verdad rotundamente.

11:47 a. m.  
Blogger pancha said...

no me gustan ni las blancas... pero las que mas detesto son las que se hacen con premeditacoón, las que llevan a los que eleguimos a utilizarnos más allá de lo permitido... detesto las mentiras... un abrazo

2:18 p. m.  
Blogger El Santa said...

Como en casi toda índole de cosas, no son ni admisibles, ni justificables, pero son un recurso y nada más que un recurso que como bien dices todos usamos.

Es una cosa de puntos de vista, también como en toda índole de cosas, para unos todas son verdades. Al final el que esté libre de mentiras que tire la primera piedra.

2:49 p. m.  
Blogger Doso said...

ufff como me llega este post, acabo de pasar por una situación de puras mentiras, solo mi sexto sentido, me permitió darme cuenta de todo lo que pasaba... fue penca, pero yo seguí con el juego y seguí mintiendo, solo para descubrir al mentiroso, ahora solo queda olvidar aquella situación...

Imagina quienes fueron los involucrados...

Abrazos x Mil
DOSO

6:10 p. m.  
Anonymous Rocío said...

El que diga que no miente...es un mentiroso!!!!...la mentira forma parte de la existencia, piadosas, blancas, premeditadas o como sea, están presente en forma constante...un claro ejemplo es el "viejito pascuero", "conejito de pascua" o el "raton de los dientes", yo me pregunto, existirá algún adulto que con el fin de seguir la línea "yo no miento" le mate la ilusión a un niño diciendole la verdad?...mmm...no lo creo, por lo tanto, queramoslo o no...somos todos unos viles mentirosos, unos más otros menos, pero mentirosos al fin y al cabo.

Claro está, hay mentiras que causan muchísimo daño...incluso me atrevería a decir que sería mejor no saber nunca la verdad, pero lamentablemente ese tipo de mentiras son como una especie de bola de nieve, que se sustenta en base otra gran cantdad de mentiras que a la larga se hacen insostenibles, terminando por dejar a la luz la amarga y dolorosa verdad...

Intento no mentir, pero como lo mencionaba anteriormente eso es imposible, por lo tanto intento no hacerlo cuando esa mentira se traduce en un daño a otro.

Besote!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!...de verdad!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Rocío

8:25 p. m.  
Blogger Alfonsina said...

PLOP!!!

NO TE VISITABA HACE MUCHO Y ME ENCUENTRO CON ESTO! ACABO DE SUBIR UN POSTEO QUE HABLA DE LAS MENTIRAS!!! IMPRESIONAAANTE!!! (LO QUE SÍ TE PLAGIÉ LA MARIPOSA HINCHAPELOTAS...JAJAJAJA!!!) SALUDOS Y PASA A VERME PA VER QUE OPINAI!

(perdón por las mayúsculas pero tenía que expresar mi sorpresa de alguna forma)

Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

12:24 a. m.  
Blogger Merlina said...

Hola Amigo

Mientes tan bien que todo te lo he creído.

Definitivamente cada cual sabe hasta que grado hacerlo y con quien o quienes, pero definitivamente esto trae consigo consecuencias.

Muy buena reflexión


OOXX
Es grato saber de tí.
Visitame cuando puedas.

3:51 p. m.  
Blogger Tarí Alcarin said...

Mi mundo paralelo está conformado de mentiras! Soy tan feliz! Jajaja, ira, amigo mio, te he extrañado por mi casa y ojalá tengas tiempo y me vayas a visitar. La pinté.

Besitos mentirosos ;)

7:26 p. m.  
Blogger Juan Carlos Morgado said...

Mentiras, mentiras, mentiras maldita palabra que se debe rendir tarde o temprano ante la VERDAD



cuidate y que tengas buen día


:)

9:05 p. m.  
Blogger Irarrazabal said...

Anita,
Usted siempre será la primera.
Feliz cumpleaños!!!

L.A.Rojas,
Ya sabía yo que estaba frene a un profesional de la mentira!

Gustavo,
Cuando una mentira nos comienza a entorpecer... nada mejor que otra mentira que nos ayude a restructurar todo. El problema es que, de ser descubiertos, se nos viene encima el peor de los castigos... El juicio social.

Pancha,
Las mentiras son detestables, pero tomando en cuenta que son inevitables, hay que verlas desde el prisma positivo... Cada mentira busca generar algún beneficio o al menos una atmosfera de tranquilidad.

Santa,
Creo que nadie levantará una sola piedra.

Doso,
Ni me lo diga... ya me imagino de quienes se trata. Cuándo saldrá de esa espiral?

Rocío,
Despues de esa sincera demostración acerca de la imposibilidad de mentir... Dudo que tu besote sea verdadero...

Alfonsina,
No se preocupe que la sensación de sorpresa quedo muy bien ejemplificada. Pasaré a visitarla para ver de que se trata.

Merlina,
Yo... Mentiroso???... Nooo... o si?

Tarí,
Todos escondemos ese lado mentiroso... y si!, nos hace felices!

Juan Carlos,
Por suerte la VERDAD es medio bruta y anda siempre mirando a otro lado.

Saludos a todos y gracias por volver!

12:44 a. m.  
Blogger kotto said...

Chuata! pero una mentiritititaa de vez en cuandooo no es malaaaa ¿o no?
un abrazo don Ira

12:05 p. m.  
Blogger Luna Agua said...

Que pasarìa si vivieramos por siempre en la realidad. Si las cifras fueran reales, si las palabras fueran verdad en todos los contextos. ¿Acaso a veces no queremos un poco de mentira para vivir con un poquito de tranquilidad? Un par de traguitos, una par de identidad material aunque sea a cuotas para hacernos ver bien. Promesas que nnuca cumpliremos pero que el rito de hacerlas nos hace sentir.

La mentira parece ser justificativo hasta para sobrevivir. Quizas claro, en una justa medida (para que no ser sorprendidos)

10:14 p. m.  
Blogger Blefaroplastía said...

Maldita Bendita Mentira.

¿algo así sería?

Eso

B.

1:56 a. m.  
Blogger L.A. Rojas said...

Sí, un profesional y a mucha honra.
Al comentaré al respecto en mi blog.....pero no le haga caso a voces realmente traicioneras.

Saludos

12:08 p. m.  
Blogger Anita Sepúlveda said...

nadie me mandonea, ok?

6:42 p. m.  
Blogger el waxón said...

muy interesante tu post... gracias por tu visita.. nos estaremos leyendo. respecto al tema en cuestión creo que las mentiras son buenas en la medida que se usen con criterio y no abusando... del tipo piadosa o blanca.. muchas veces son preferibles.. pero como indicas se encuentran en todo ámbito de nuestras vidas.. por lo mismo se nos hace además más fácil aceptarlas..
slds
un ideólogo

7:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sabes... despues de leer tu post me he dado cuenta de que en parte nuestro mundo, nuestra hisotoria como humanidad esta cimentada en la mentira... Suena raro, fuerte... Recordemos los primeros culebrones de la historia, los de la vida real... Una Cleopatra, un Napoleón, Un Julio Cesar ¡Cuantas veces no habrán mentido para lograr sus cmetidos en el ejercicio del poder! Huuuu... muchas veces, si al final, las mentiras te sirven de algo y es para adrnar las verdades que te permiten ganar las batallas de la vida...
Además, el ser humano en parte se entretiene con la industria de las mentiras e ilusiones que es Hollywood ... La vida de los artistas son una mentira a veces, porque los grandes productores les crean una imagen tal que arrastraran gran cantidad de admiradores, pero que esta construida en base a mentiras...
A veces, por no herir a la familia ocultamos nuestras verdades y las vestimos de mentiras... O bien, las mismas mentiras son disfrazadas de verdades cuando quieres vanagloriarte de algo o simplemente tienes la mania de mentir para crear en tu mente mundos imaginarios...
Ira... me voy a poner medio filosófica con este remate pero ¿Es el mundo en que vivimos una gran mentira... O me equivoco yo?
Hace tiempo que no venia... ojala me perdone esta ingratitud de mi parte hacia su espacio... :D

Oye... que buen titulo no??
Como se te ocurrio... jejejejeje ;)

Saludos
Alma

8:15 p. m.  
Blogger Flicka said...

UY!
Debo confesarte, y no para hacerme la buenita, no sé mentir. Lamentablemente mil colores suben a mi cara sin que yo los llame, por lo tanto, me delatan.
Espontáneamente no me resulta, pero si es con alevosía, premeditación y planificación, ahí podría pasar piola.
No las condeno, pero cuando se abusa o es mitómanía...
Un abrazo,
FLICKA

12:20 p. m.  
Blogger Elisa de Cremona said...

ayyy las metirillas es lo que tienen...
un saludo

4:37 p. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

La verdad es que no te he abandonado o acaso es mentira?
Hasta Bethania preguntó por ti y eso significa que te extraña.
No es mentira.

Te abrazo y un besote sin mentiritas.

10:07 p. m.  
Blogger Enzo Antonio said...

No voy a mentir nada mas que pq leí este post, pero mas de alguna vez he tenido que mentir, pero como dicen por allí, son esas mentiras piadosas, para salir del paso y que no le hacen daño a nadie.
Saludos.

10:48 p. m.  
Blogger WALDE said...

Aguante la mentira loco!!!
Quien sabe qué es verdad y qué es mentira?
Qué es la realidad?
Un abrazo grande

10:50 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Para qué estamos con cosas si a todo el mundo le gusta escuchar mentiras....
-Pero si te ves menor...
-Te queda tan bien...
-Te salió buenísimo...
-Mañana estará listo...
-Llegaré un poco tarde...
-Empiezo el lunes...

Mentiras y más mentiras. La verdad está relegada a un rincón inconveniente que no queremos urgar.

Saludos nocturnos ( hasta eso fue mentira, son las 14:53)

2:55 p. m.  
Blogger rafico said...

Cordial saludo.

El mentir se ha vuelto un hábito social, de hecho creo que quien miente escala más...
también insinúas que Mentir es una bola nieve que desencadena problemas, tarde que temprano.
A veces prefiero un silencio y no una mentira...

Había leído en alguna parte que quien miente es más inteligente, porque a la par debe crear estructuras argumentativas cada vez más sofisticadas..., seguramente es cierto, pero se dilapida un valor que pesa mucho más, la franqueza...

Gran tema y buen texto...

Soñor Irarrazabal, anda por ahí un "meme", que invita a contar cinco cosas que no sepan quienes le leen...
Sin querer pasar por atrevido, me gustaría saber cinco cosas que quiera compartir y que no sepa de usted, por qué?, porque en esta bloggosfera, usted es una de las personas más intrigantes... No es necesario que me conteste públicamente...

Hasta pronto y atento quedo.

9:58 p. m.  
Blogger Soledad said...

"no queda más que concluir que las mentiras denotan a gente inteligente que busca la felicidad"

Mmmm... no estoy tan de acuerdo.
Supongo que la gente verdaderamente feliz no necesita mentir.

Muchos saludos y gracias por la canción de Alanis Morissette.
Cariños,
Soledad.

8:16 p. m.  
Anonymous Sole said...

Mentiras....mentiras y más mentiras.....espero que pase un buen tiempo antes de escuchar otra más.....

Mi alma esta cansada.....

NO quiero más mentiras....

10:22 p. m.  
Blogger Fab said...

muy buen post amigo.
que mal post amigo.

12:59 p. m.  
Blogger Clementina said...

Ummmm, te podría mentir. Demás. Pero para qué. Creo que las mentiras pueden llegar a ser tremendamente prácticas, sobre todo esas ahorra lágrimas. Pero todos los muertos al final llegan a la orilla.

3:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home